_MG_9161

Este pasado sábado 18 de julio, en el suplemento ORTZADAR incluido en los diarios del Grupo Noticias (Deia en Bizkaia y Noticias de Gipuzkoa en Gipuzkoa) se publicó un artículo sobre ONYON huerto creativo y el proceso de trabajo que realizamos para el proyecto de “Marquesina MEKA”.

ORTZADAR trata temas de la cultura vasca en multitud de ámbitos como la música, la literatura, el arte o la arquitectura. El suplemente se publica en euskera.

En el artículo escrito por Ula Iruretagoiena, se pone el punto de mira en el proceso que hay detrás del edificio construido; la imprescindible fase de trabajo y de desarrollo que queda normalmente oculto a los ojos del viandante.

Desde aquí, nuestro agradecimiento a Ula por el artículo y por el interés mostrado en nuestro trabajo.

_MG_9162

Os dejamos el artículo original en euskera y la traducción que hemos realizado al castellano.

2015-07-20 16.14.34

SOBRE EL PROCESO DE LA ARQUITECTURA

La construcción arquitectónica es una realidad materializada, palpable y habitable. Pero la arquitectura es algo más de lo que se ve a primera vista. Vamos a descubrir algunos de estos aspectos invisibles de la mano de ONYON huerto creativo.

En el Polígono industrial Albitxuri de Elgoibar, junto a la entrada del Centro de Formación Profesional MEKA, un delicado pabellón se erige sobre los enormes pabellones industriales vecinos. Una estructura metálica define el solar de forma triangular y mediante los cristales transparentes y translúcidos se consiguen juegos de reflejos. En algunos puntos, estos reflejos consiguen “abrir” el espacio; en otros, reflejan el entorno; y en otros, desaparecen para dejar libres las vistas al entorno. ¿Como se puede aprovechar tan bien el espacio y cómo se pueden crear todos estos efectos en un espacio tan pequeño y con unos recursos tan limitados? Muy sencillo: Porque ha existido un proceso de trabajo donde se ha testado todo esto.

En el proceso de creación de la Marquesina MEKA se han utilizado varios procedimientos. Aunque estemos inmersos en la era digital, hay quien aboga por el proceso de trabajo manual. Esto no quiere decir ni que se tengan que marginar ni los procesos de digitalización en 3D, ni la utilización de maquetas de trabajo. Cada técnica tiene su objetivo y son herramientas a utilizar en aras a conseguir el objetivo final. Los dibujos permiten trabajar la forma inicial, las maquetas permiten el control del espacio y las imágenes tridimensionales permiten estudiar y obtener información del resto de efectos. Todas las técnicas son bienvenidas ya que no existen métodos “buenos” y métodos “malos” en el proceso de creación, no hay recetas.

Mediante este ejercicio, adaptándose a las limitaciones económicas, se ha conseguido el “producto final”. Se ha dado el salto desde las técnicas de representación hasta la construcción real. Normalmente, se pone el foco sobre un nuevo edificio una vez finalizada su construcción. En las ocasiones en las que la arquitectura aparece en las revistas, casi siempre es unida a la fiesta de su inauguración. ¿Pero que es lo que ocurre con el edificio una vez finalizado ese momento?¿Y que es lo que ha pasado hasta llegar a ese momento? El proceso realizado, el discurso, las motivaciones, las propuestas, lo realizado y lo no realizado, todo esto es lo que compone la narración de lo que finalmente se puede ver.

Por otra parte, en las fotos de marquesina MEKA se puede observar una situación transitoria. La arquitectura es para vivirla, por lo tanto, una vez finalizada su construcción es cuando comienzan sus “vivencias”. Esta marquesina es un espacio de convivencia entre alumnos, un espacio encuentro bien diseñado, un contenedor de vivencias de los usuarios. De aquí en adelante serán ellos los guionistas del espacio y los que construirán la biografía de la arquitectura.»